Durante mucho tiempo se ha pensado que la riqueza de una nacion, se mide en proporcion a una combinacion de recursos naturales y humanos que la misma posee; en muchos casos con una creencia general ligada a que una mayor proporcion de recursos naturales, automaticamente hacen mas rica a un pais y sus habitantes.

Pero eso no es asi, y tenemos casos concretos en latinoamerica donde vemos a diario, como esa abundancia de recursos beneficia a unos pocos, y perjudica a otros tantos; puntualmente en los ultimos años hemos sido testigos de la exuberancia petrolera de Venezuela, que a traves de un proceso de estatizacion de las operaciones petroliferas de muchas compañias multinacionales, comenzo a acaparar la industria para beneficio del estado y sus habitantes.

Esto tal parece que no fue asi, esta semana nos enteramos de las restricciones que millones de habitantes de diversas zonas de Venezuela, tienen a nivel energetico, con escasez de agua y electricidad; y uno se puede preguntar, como Venezuela, con una caja chica gigantesca de millones de dólares obtenidos del comercio del petroleo, no ha sido capaz de reinvertir o invertir ese dinero en fuentes alternativas de energia de consumo domestico, y la reconversion del sistema hidrico del país?

Claramente, esta creencia de que cuanto mas recursos naturales se tienen, cuanto mas rico se es, no es cierta.

Uno se pregunta porque en vez de haber invertido miles de millones de dólares en armas, no se utilizo ese dinero (obtenido del comercio del petróleo) , en infraestructura para la poblacion.

Mas alla del trasfondo pólitico de la cuestion, es cierto que, muchas veces, como en estos casos, los recursos generan mas desigualdad social que riqueza.

Ya lo decia Juan Pablo Pérez Alfonzo, uno de los fundadores de la OPEP, cuando se refería al petroleo como el "excremento del diablo", y en parte razón tenia.

Todo indica que no solo Venezuela, sino Brasil también esta descubriendo mas yacimientos en la plataforma contintental,
incluso Uruguay proximamente realizará las primeras prospecciones.

Solo esperemos que tanto gobernantes como empresarios tengan la capacidad, la visión y la inteligencia, de hacer de esos recursos mejores condiciones de vida, infraestructura y trabajo para sus ciudadanos.

Fuente : "El excremento del diablo, elpais.es, Moisés Naim, 11/10/09"


0 Comments:

Post a Comment


 

Copyright 2009| Chelo y Pablo.
Prohibida su reproducción sin la autorización correspondiente de los autores.